Escucha esta nota aquí

Casi 20 años atrás un medio de comunicación cruceño le consultó a Seferino Álvarez Bejarano cuál era su trabajo en la Casa de la Cultura. “Mire, soy el San Pedro de esta casa, tengo las llaves”, respondió en tono de broma, pero con la mejor definición de su labor dentro de la institución en la que trabajó durante 39 años hasta que ayer a la medianoche falleció víctima del Covid-19 en una de las camas del Hospital Obrero.

“Don Sefito”o “Don Sefe”,  como era conocido por todos fue el portero de la Casa Municipal de Cultura durante décadas y una de las personas más queridas por sus colegas, artistas y personas que visitan las instalaciones de este espacio cultural.

Según explicó María Renée Canelas, la directora de Cultura y Turismo del municipio cruceño, Seferino no estaba asistiendo a trabajar porque tenía licencia por ser mayor de 60 años. Sin embargo, constantemente llamaba y preguntaba si era necesaria su presencia.

“Ayer sábado nos avisó su hijo que estaba en estado crítico y entre los compañeros de trabajo y algunos artistas, como Raquel Terceros de la Orquesta Filarmónica nos pusimos a conseguir donantes de plasma, pero 'Don Sefito' se fue muy rápido”, comentó Canelas

“Fue un funcionario público ejemplar. Siempre puntual, siempre pendiente de cumplir sus funciones con amabilidad. Tenía una memoria impresionante para recordar a las personas que realizaron en algún momento, de estos 39 años, actividades en la Casa Municipal de Cultura Raúl Otero Reiche. De verdad que cada día lo extrañaremos”, expresó la directora de Cultura y Turismo.

Trabajó desde niño

Seferino Álvarez Bejarano nació el 3 de febrero de 1950 en la población de  Guadalupe, del municipio de Vallegrande. A los 11 años se vino a la capital cruceña a buscar trabajo y luego de concluir sus estudios escolares básicos.

Aprendió y se dedicó a la talabartería hasta 1979, año en el que ingresó a trabajar como funcionario del Zoológico municipal y cuando todavía estaba a cargo de Noel Kempff Mercado. Fue precisamente al director del Zoológico, que también formaba parte del directorio de la entonces Casa de la Cultura, quien le pidió un puesto en la institución, ya que allí se ganaban horas extra. “Piénselo bien, porque aquí está trabajando con sus amigos”, recordaba Seferino que le dijo Kempff, que finalmente gestionó su traslado.

En 1981 ingresó a trabajar a la Casa de la Cultura Raúl Otero Reiche y con sus ingresos mantuvo su hogar formado con Donatila Saldaña con la que tuvo dos hijos, Luis y Limberg, los que lo hicieron abuelo de cinco nietos. “Siempre se preocupó por nosotros, porque no nos falte nada y estaba pendiente de nosotros. Le encantaba compartir con la familia y cada que podía ir al campo en Vallegrande, comentó Luis Álvarez, que también indicó que al igual que su padre, su madre está internada en el Hospital Obrero, pero se mantiene estable.

Repercusiones

El mundo de la cultura expresó su dolor por la muerte de Seferino Álvarez. Instituciones como la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), el Museo de Arte Contemporáneo y la Asociación de Actores y Actrices de Santa Cruz (Adsacruz) publicaron sus condolencias en las redes sociales y artistas como Vladimir Suárez, Claudio Ardúz, Lorena Sugier, Carlos Ureña, Sonia Barrientos, entre muchos otros lo recordaron con aprecio y cariño.

“Cruzar el umbral de la Casa de la Cultura 'Raúl Otero Reiche' era encontrarse en la grada con "Don Sefe". Cuidó la Casa y a todos nosotros durante muchos años. “Don Sefe” es parte de la fachada de la Casa... Gentil, eficiente, discreto. Va a ser distinto entrar a la Casa ahora. Qué pérdida y qué dolor.... Adiós “Don Sefe”.... el arte de Santa Cruz perdió su guardián. Toda la gente de Casateatro que compartió ese espacio mucho tiempo le agradece su gentileza que ahora es eterna”, escribió en su cuenta de Facebook el director de teatro René Hohenstein.

“Hace unos instantes acabo de leer la infausta noticia del fallecimiento de don Sefito, portero de la Casa de Cultura, un estupendo ser humano. Nos deja huérfanos de su bondad, hace años decía un amigo (Fernando Pérez Cautin) refiriéndose a él: “La cultura de un pueblo es eso que demuestra 'Don Sefito' con todos los que atraviesan el umbral de la Casa de la Cultura: sonrisa y amabilidad”. Que la tierra le sea leve 'Don Sefe' y descanse en paz, escribió también en su cuenta de Facebook, William Rojas, director del Sistema Municipal de Bibliotecas.

El martes 30 de junio, el cuerpo de Seferino Álvarez será cremado, informó su hijo Luis Álvarez.