Escucha esta nota aquí

El presidente polaco, el conservador Andrzej Duda, que se postula a la reelección, enfrentará a su rival liberal Rafal Trzaskowski en segunda vuelta el 12 de julio, según un sondeo realizado a boca de urna tras el comicio de este domingo.

Duda, de 48 años, obtuvo el apoyo de 41,8% de los votos mientras que el alcalde de Varsovia logró 30,4%, según la encuesta realizada por el instituto IPSOS y divulgado por las grandes cadenas polacas de televisión, tras el cierre de las urnas.

El presidente saliente, del partido Ley y Justicia (PiS), se congratuló del resultado.

"Gano esta primera vuelta gracias a sus votos de manera absolutamente incontestable. El avance es enorme y se los agradezco", declaró en Lowicz (centro), y  felicitó a su rival Rafal Trzaskowski, también de 48 años. 

Para el candidato liberal, del principal partido de la oposición Plataforma Cívica (PO), la segunda vuelta será "una elección entre una Polonia abierta (...) y los que buscan todo el tiempo conflictos". "Seré el candidato del cambio", añadió.

Los polacos votaron este domingo en la primera vuelta de unas elecciones presidenciales que se aplazaron por la pandemia de coronavirus.

Duda impulsó una serie de reformas polémicas, especialmente en el ámbito judicial.

Según Ley y Justicia, estos cambios eran necesarios para eliminar la corrupción entre los jueces. 

Sus socios de la Unión Europea critican, sin embargo, las reformas del gobierno, porque consideran que erosionan la democracia, apenas tres décadas después de la caída del comunismo.

Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, que considera al gobierno polaco un aliado europeo clave, apoyó esta semana a Duda.

El jefe de Estado polaco fue el primer dirigente extranjero en ser recibido en la Casa Blanca desde el comienzo de la pandemia, sólo cuatro días antes de los comicios.

Las elecciones se vieron muy afectadas por la crisis del coronavirus, que obligó a las autoridades a aplazarla de mayo a junio.

Para este domingo se practicó un nuevo sistema de votación híbrido - por correo y convencional- para prevenir contagios.

Los datos oficiales dan cuenta de más de 33.000 casos de contagios y más de 1.400 muertos, pero el ministro de Salud reconoció que podría haber hasta 1,6 millones de casos no detectados en Polonia, un país de 38 millones de habitantes.

Retórica antihomosexuales 

Duda prometió a los polacos que defendería una serie de ventajas sociales lanzadas por el partido gobernante, como una ayuda por hijos y la subida de las pensiones.

Los polacos temen una recesión, la primera desde el final del comunismo, debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Según los analistas, Duda ha apoyado firmemente los ataques de Ley y Justicia contra los derechos de las personas LGTB para atraer a los simpatizantes de su rival de extrema derecha.

Rafal Trzaskowski, quien hizo campaña bajo el lema "Ya hemos tenido suficiente", prometió reparar los vínculos con la Unión Europea. 

Desde que su llegada al poder en 2015, Duda y el PiS han sacudido la política polaca avivando la tensión con la UE.