Escucha esta nota aquí

El líder del Partido del Congreso, Lazarus Chakwera, juró este domingo como presidente de Malaui, luego de que la Comisión Electoral lo declarara vencedor de las elecciones realizadas el pasado 23 de junio. El predicador de 65 años obtuvo el 58,57 por ciento de las preferencias, superando al incumbente, Peter Mutharika, del Partido Democrático Progresista.

Los habitantes de este país del sureste de África votaron por segunda vez en poco más de un año, luego de que las elecciones del 21 de mayo de 2019 fueran anuladas debido a denuncias de fraude masivo. Chakwera fue declarado vencedor el sábado, y rápidamente el domingo asumió el mando luego de una ceremonia realizada en la capital, Lilongwe.

"Juro solemnemente cumplir las funciones de presidente de la República de Malaui y preservar y defender la Constitución", declaró el político. En su discurso, el mandatario llamó a la reconciliación del país y prometió combatir la corrupción "para hacer de Malaui un país pacífico y próspero”. Asimismo, agradeció el apoyo. "Es un honor forjado en sus deseos y demandas de cambio”, aseguró.

"La peor de la historia”, dice el perdedor

Fue un dramático giro para el saliente Mutharika, quien gobernaba desde 2014 y cuya reelección se vio envuelta en una serie de polémicas por las acusaciones de fraude, que fueron acogidas por la Corte Constitucional. Tras la derrota en la repetición de las votaciones, Mutharika aseguró que "todos los malauíes han visto que esta elección es la peor de la historia del país”. Al mismo tiempo, su partido se quejaba de ataques contra sus veedores que, a juicio de ellos, invalidarían los resultados.

En los comicios del 21 de mayo de 2019, la Comisión Electoral proclamó vencedor a Mutharika con un 38,57 por ciento de los sufragios, al sumar apenas 160.000 votos más que Chakwera (35,41 por ciento). Pero este último nunca aceptó los resultados, en su opinión fraudulentos. Por ello él y otros candidatos hostiles a Mutharika denunciaron una cantidad sospechosa de irregularidades en el recuento de votos. Los jueces anularon en febrero los comicios y ordenaron la realización de nuevas elecciones que dieron como ganador a Chakwera.