Escucha esta nota aquí

Ángela Jimenez Morán, acompañada de su abogada, llegó hasta a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Los Lotes para poner en conocimiento que se casó en octubre de 2015 con Marco Antonio Ramírez, que ahora acapara titulares de la prensa tras revelarse que mató y enterró a su ex esposa su celda de Palmasola donde estaba preso por feminicidio.

Ángela indicó que ella desconocía que Kenia Hidalgo Céspedes (39), ex esposa de Marco Antonio, había sido asesinada y enterrada en la celda del reo, presumiblemente, en diciembre de 2014. Más bien señaló que él nunca fue violento con ella y que tenía una conducta intachable.

La mujer se puso a disposición de la justicia para colaborar con la investigación, pues dijo que no quiere verse involucrada en un hecho del que no tenía conocimiento. A su vez, el gobernador del penal Constantino Sejas, informó –en contacto con Unitel– que pedirán el traslado del feminicida a una cárcel de máxima seguridad en la reunión del Consejo Penitenciario que se efectuará esta tarde.

Puedes leer | Reo mató a su esposa y la enterró debajo de su cama,

Marco Antonio había ingresado a Palmasola a finales de 2013 y condenado a 30 años de prisión por haber quitado la vida, en noviembre del mismo año, a su ex pareja. En ese proceso, Kenia Hidalgo Céspedes, se había constituido en testigo al revelar el calvario que vivió en sus 15 años de matrimonio con el padre de sus dos hijos y que, un año después, se convirtió en su asesino.

El segundo feminicidio de este recluso se hizo público por revelaciones de la persona que le ayudó a enterrar el cuerpo de Kenia. Marvin Villarroel, que también purga una pena de 30 años por asesinato, dijo que el crimen sucedió hace aproximadamente un año y que la mujer visitaba a su expareja cada 15 o 20, días ingresando sin hacerse registrar porque Ramírez tenía influencias dentro del penal.