Escucha esta nota aquí

Un niño de 10 años mató a su hermano de siete con un disparo en la cabeza mientras manipulaba un rifle de alta precisión de propiedad del padre; sucedió en Potosí.

La fiscal departamental, Willma Blazz, dijo que la muerte se produjo el domingo en el municipio potosino de Chaqui, cuando ambos niños jugaban con el arma en su habitación, sin saber que estaba cargada.

Blazz dijo que el niño de 10 años se encuentra en un "shock emocional" porque terminó con la vida de su hermano cuando jugaban, sin pensar en el peligro que representaba manipular el rifle.

Según los medios potosinos, el padre explicó a las autoridades que tenía el rifle para espantar a los animales salvajes que se acercaban a sus parcelas donde estaba su ganado y reconoció su irresponsabilidad por dejar el arma al alcance de los menores.

El niño fallecido fue enterrado el lunes en Chaqui.