Escucha esta nota aquí

El proyecto de ley que elimina los recursos económicos destinados a financiar la campaña de los partidos y alianzas políticas llegó a la Asamblea Legislativa Plurinacional. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) envió ayer la iniciativa y en la Cámara de Diputados aseguran que se apresura con su aprobación. 

La norma debe pasar por la comisión de Constitución y existe unanimidad para su aval. Los frentes políticos aceptaron que ese presupuesto sea destinado para la implementación de medidas de bioseguridad durante el proceso electoral.

Una fuente del Legislativo aseguró que la iniciativa del TSE fue recibida ayer y que hoy pasará a la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados. El presidente de esa instancia, Víctor Borda, confirmó que ese proyecto será debatido en el transcurso de esta semana y que es su comisión la que debe aprobar la normativa, para luego pasar al pleno. 

Después, el Senado debe sancionar la ley para luego remitirlo al Ejecutivo para su promulgación. 

“Si lo enviaron, debe ser remitido a la comisión de Constitución (de Diputados), ya que esta es la comisión competente para tratar ese proyecto. Hasta este momento no se remitió, pero puede estar en camino. El tratamiento puede ser urgencia, entonces, ni bien llegue a la comisión se hará su tratamiento correspondiente”, manifestó Borda. 

El presidente del TSE, Salvador Romero, sugirió que, para este proceso, no se entregue el financiamiento para las campañas a los partidos políticos. El presupuesto que se tenía que destinar era de unos 35 millones de bolivianos. Existe la intención de que ese dinero se destine a cubrir las medidas de bioseguridad para las elecciones del 6 de septiembre.

“Se trata de una situación extraordinaria, porque extraordinarios son estos tiempos marcados por un grave deterioro de las variables económicas como consecuencia de la pandemia del coronavirus (…) Es una hora que exige desprendimientos y sacrificios y así lo ha entendido el TSE”, afirmó Romero el pasado sábado. 

El Movimiento Al Socialismo (MAS) está de acuerdo con eliminar ese financiamiento, pero sugiere que esa subvención sea destinada solamente para la ejecución de medidas sanitarias por el coronavirus durante el proceso electoral. Incluso, el partido de Evo Morales realizó un proyecto de ley con ese fin. 

“Los recursos económicos de fortalecimiento público de la elección general 2020 serán transferidos al Ministerio de Economía, y estos a su vez serán asignados a hospitales de segundo y tercer nivel que están a cargo de la atención de la pandemia Covid-19 para equipamiento y adquisición de materiales e insumos de bioseguridad”, señala el segundo artículo del anteproyecto.

Al respecto, el diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata (UD), está de acuerdo con eliminar esos recursos destinados a los partidos políticos. Sin embargo, el legislador insiste en que primero se debe modificar la fecha de las elecciones, establecidas para el 6 de septiembre. “Primero se debe evitar que la salud de los bolivianos esté en riesgo. El problema es que el tribunal electoral masista quiere hacernos votar cuando el pico de contagios sea alto”, reprochó.