Escucha esta nota aquí

A las 10:30 de este martes, las autoridades nacionales, departamentales y locales instalaron la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia (COED) con la finalidad de analizar y debatir las medidas que se implementarán desde julio en Santa Cruz, el departamento más afectad por la pandemia de Covid-19. 

Participan de la reunión el ministro de Gobierno, Arturo Murillo; el gobernador departamental Rubén Costas, la alcaldesa Angélica Sosa; el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, miembros de las Fuerzas Armadas, de la Policía y de otras instituciones.

Sosa adelantó que, desde el 1 de julio, se iniciará la flexibilización de la cuarentena rígida que hasta hoy cumple la capital cruceña, a pesar de que los casos de coronavirus siguen aumentando. Por ejemplo, en el caso del transporte público urbano se ha establecido que reinicie actividades desde el 6 de julio, pero acatando las medidas de bioseguridad.


Hasta el  29 de junio, el departamento de Santa Cruz registró 338 nuevos casos positivos de Covid-19, haciendo un total de 18.211 hasta la fecha, de los cuales 431 han fallecido y 8.059 vencieron la enfermedad. 

El director del Sedes recalca a la población cumplir las tres reglas de oro, que son el distanciamiento físico, el uso del barbijo y el lavado frecuente de manos. “El cumplir esta reglas de oro es clave para disminuir esta curva epidemiológica y esta tormenta que aún no vemos la luz al final”, señaló.