Escucha esta nota aquí

Periodistas chilenos consultaron al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linea, si se espera algún respaldo del papa Francisco a la causa marítima y la autoridad aseguró que no se mezclará su visita con temas políticos porque tiene carácter netamente pastoral. 

"La visita del papa a partir del siguiente miércoles a Bolivia tiene un carácter eminentemente pastoral. Es una visita de carácter religioso espiritual y nosotros no vamos a mezclar los temas de carácter político con los temas de carácter pastoral", señaló en conferencia de prensa.

Explicó que el Gobierno "es muy respetuoso" de lo que pueda hacer o decir el Pontífice cuando arribe a territorio nacional el próximo 8 de julio
y aseguró que simplemente se dedicarán a acompañar todas sus actividades. 

"Somos respetuosos de la presencia del papa y del tipo de presencia que él trae cuando hace este tipo de visitas a los pueblos", precisó la autoridad e incluso invitó a ciudadanos chilenos y de otros países a visitar el país para encontrarse con Francisco. 

En entrevista con EL DEBER, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que "la intención del Papa es que se superen estos problemas en una perspectiva de la paz, de comunión, de construcción común del futuro. Hay que conocer esto para ir hacia adelante, no para quedarse en el pasado".

Mientras que el propio presidente Evo Morales sostuvo hace un par de semanas que dependerá del "sumo pontífice" hacer cualquier declaración, ante la desconfianza que existe en el Gobierno de Chile por una muestra de respaldo.