Escucha esta nota aquí

Mucho se ha hablado de cómo, con la llegada de la nueva generación el año pasado, el Land Rover Defender se subió de categoría alejándose de los usuarios comerciales. Para apaciguar esas inquietudes, la marca reveló detalles de una nueva versión Hard Top de la vagoneta, según el carrocolombiano.com.

Como su nombre lo indica, se trata de una variante de techo duro que llegaría tanto a los modelos cortos (90) como a los largos (110), ampliando con carrocerías las ya de por si numerosas posibilidades que ofrece el modelo.

El modelo está dedicado principalmente al uso empresarial, por lo que se trata de un vehículo ciertamente más básico y económico que sus hermanos, pero igual de confiable que estos.


Algunos detalles

Hay que aclarar que esta no es la primera vez que se habla del Land Rover Defender Hard Top, de hecho, los británicos ya lo habían adelantado durante la presentación de la nueva generación en Frankfurt, el año pasado, sin dar mucha información.

Sin embargo, se sabe que usa la plataforma monocasco en aluminio y que está siendo desarrollado por la unidad de Operaciones Especiales, encargada del programa de personalización de Land Rover. Lo primero que estos hicieron fue quitar la segunda y tercera fila de asientos, para más espacio de carga.

De igual forma es seguro asumir que la marca ofrecerá esta versión con tracción a las cuatro ruedas de serie, una altitud respecto al piso de 291 mm, el modo Wade del sistema Terrain Response 2 para cruzar ríos y una suspensión neumática opcional.


Especulaciones

Ante la revelación de las nuevas imágenes y la poca información que se conoce, el Land Rover Defender Hard Top no ha estado exento de predicciones, siendo la más nombrada la ausencia del motor V8, que puede ser reemplazado por uno turbodiésel.

Se espera que, al ser un vehículo de trabajo, cuente con rines de acero, y que las ultimas ventanas de los laterales sean reemplazadas por piezas de metal donde los usuarios puedan colocar el logo de sus compañías.

Otras características que probablemente compartirá con sus hermanos más equipados son la conexión con Apple CarPlay y Android Auto, asistencia de remolque avanzada y cámara 360 grados. Se espera que salga a la venta en el Reino Unido antes de finalizar este año por un precio de 35.500 libras esterlinas (casi 44.000 dólares).