Escucha esta nota aquí

Una entrevista publicada en el periódico El País de España, el fiscal que está al frente de la lucha contra la organización criminal más grande de Brasil, el Primer Comando de la Capital (PCC), aseguró que los líderes de este grupo han comprado en el país propiedades para la producción de cocaína.

De acuerdo con el testimonio del fiscal Lincoln Gakiya, el PCC también ha adquirido propiedades en Paraguay, para la producción de marihuana. En lo que respecta al país, el fiscal no precisa las regiones ni los lugares donde los líderes de la organización criminal brasileña hicieron las inversiones.

Tiempo atrás las autoridades gubernamentales y las investigaciones de Inteligencia de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), indicaron que en el país había emisarios del PCC, principalmente ubicados en los departamentos de Beni y Santa Cruz. Se afirmó que estos sujetos estaban al mando de la seguridad de los centros de refinamiento de la pasta base de cocaína y que en muchos casos tenía una línea de producción directa, que hacía llegar la droga, por vía aérea, hasta sus puntos de acopio en el territorio brasileño.

Gakiya, en la entrevista con el periódico El País, también puntualizó que ahora la organización criminal estaba trabajando en el ingreso a los mercados de Europa, donde el kilo de la cocaína puede venderse entre 25.000 y 30.000 euros, mucho más que los 2.200 euros que tiene como valor por kilo el alcaloide de buena calidad en Brasil.

El fiscal dijo que la organización utiliza el sistema de Lava Jato para blanquear los capitales sucios que genera por el tráfico de drogas."Ese dinero no transita de manera física, sino a través de sistemas usados en Lava Jato por los cambiadores de dinero y disponen de él en Perú, Paraguay, Colombia, Bolivia… países productores de droga. Sabemos que el PCC ha comprado propiedades de producción de marihuana en Paraguay, de producción de cocaína en Bolivia. No sabemos si está siendo blanqueado allí porque ese dinero limpio no ha regresado todavía", apuntó en Gakiya en la entrevista publicada por la plataforma digital de El País.

El fiscal brasileño dijo que aún la presencia de miembros de la organización criminal en Europa es muy baja, aunque indicó que en el caso de América del Sur esta presencia es alta, como se puede comprobar por hechos delictivos en Paraguay donde se realizó una fuga masiva de miembros del PCC en las cárceles de ese país.