Edición Impresa

OPINIÓN

¿Por qué el incremento de la propagación del Covid-19 en Santa Cruz?

Guillermo Dávalos 1/7/2020 03:00

Escucha esta nota aquí


Especialistas en medicina de altura de Australia, Bolivia, Canadá y Suiza compararon datos epidemiológicos del Covid-19 de Tíbet, Quito - Ecuador y La Paz - Bolivia, con los de tierras bajas y evaluando aspectos ambientales y fisiológicos verificaron menor propagación del virus en lugares de altura, lo cual podría atribuirse al elevado índice de radiación ultravioleta, la menor presión atmosférica, el bajo nivel de humedad, además de la menor presencia de una enzima que permite la entrada del virus al organismo, factores que podrían incidir en una mayor propagación del virus en ciudades como Santa Cruz de la Sierra por debajo de mil metros sobre el nivel del mar.

Sin embargo, junto a estos factores están los atribuibles a la ciudadanía y a los tomadores de decisión, respecto a lo cual el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UAGRM y la Universidad Johns Hopkins - AB PRISMA, realizaron dos estudios, uno dirigido a la población infectada y otro con la no infectada, identificando las causas para el incremento de casos de Covid-19 en quince distritos de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, el mes de junio del 2020.

El factor identificado como el de más alto riesgo de infección es la automedicación, debido a la falsa sensación de seguridad que da a las personas el haber tomado medicamentos para prevenir el contagio, puesto que no existe evidencia de que ningún medicamento funcione en un 100% para contrarrestar el Covid-19, a lo que se suman los efectos secundarios adversos de los medicamentos ingeridos sin la orden médica correspondiente. 

Los elevados y riesgosos niveles de la automedicación están directamente relacionados con la demora de los diagnósticos, según declaran más de la mitad de las personas infectadas y no infectadas, lo que a su vez se relaciona con los resultados tardíos de los laboratorios de prueba del Covid 19, a lo que se suma la verificación de un poco más de dos tercios de las personas infectadas y no infectadas que declaran que el tiempo de la respuesta obtenida a través de los números de teléfono de emergencia del Covid-19 fue tardío y muy tardío, lo que en conjunto representa un indicador de mucho riesgo. 

Pero además, una vez que los enfermos tuvieron síntomas y signos del Covid-19, o en el caso de la internación o derivación de un hospital a otro de las personas, la rapidez con la que actuó el sistema de salud, según la mitad de las personas infectadas y de los familiares de personas infectadas con Covid19 fue evaluada como peor y mucho peor de lo esperado, a lo que se suma la calificación de insuficiente y muy insuficiente la cantidad de personal médico y no médico disponible para la atención, lo cual representa nuevamente un indicador de mucho riesgo. 

Por otro lado, si bien la información recibida por ambas poblaciones encuestadas por las redes sociales, las autoridades y los medios de comunicación, es asimilada en forma positiva por más de un 90% como medidas de prevención del Covid-19, la mitad de ambas poblaciones encuestadas están en desacuerdo y en total desacuerdo con las políticas de salud de los gobiernos en sus distintos niveles y aseguran que existe una influencia política o intereses que perjudican en la prevención y tratamiento de pacientes con Covid-19. 

Con base en estas evidencias, la mayor recomendación es evitar la automedicación, paro lo cual se debe mejorar la atención inmediata mediante el uso de la telemedicina, con el apoyo de unidades móviles e incorporando a médicos voluntarios, junto a ello propiciar, mediante aplicaciones móviles, la coordinación de hospitales de menor a mayor complejidad, buscando mejorar procedimientos para el traslado de pacientes e implementando para diagnósticos más lugares para la realización de la prueba de laboratorio con la incorporación de tecnologías de información para la entrega rápida de resultados. 

Diseñar estrategias comunicacionales creativas, utilizando altavoces, promoviendo presentaciones y concursos artísticas y socio culturales, para prevenir la automedicación y reforzar las medidas de bioseguridad en los mercados populares y lugares aglomerados, buscando concientizar en la disciplina e insistiendo a cada momento, en la higiene, el uso de barbijos, el distanciamiento físico, generando una verdadera cruzada con los actores clave de la sociedad civil y en lo posible con menor participación de las autoridades, debido a que estas generan un rechazo interno de la población.