Escucha esta nota aquí

El rector de la Facultad Integral del Norte (Finor), Wilsón Hurtado, convocó una conferencia de prensa, la mañana de este miércoles, con el único fin de “desvirtuar” la denuncia de la Sociedad Protectora de Animales (Soprama) que acusó a esta casa de estudios superiores, dependiente de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), de hacer prácticas en perros vivos.

Según los activistas de Soprama estudiantes de la carrera de Veterinaria y Zootecnia de la Finor, con base en Montero, fueron hallados en flagrancia extirpando el ojo a un perro que estaba anestesiado y que señalaron que allí, la práctica en animales vivos no era nueva.

A esto Hurtado respondió, según el reporte del diario EL NORTE, que “es totalmente falso que se hagan prácticas en animales vivos” y que esta acusación lo único que ha provocado “es un daño a la imagen de la universidad”.

Sostuvo que, efectivamente, los estudiantes de Veterinaria estaban en plena práctica pero en un can formalizado que muerto, había sido trasladado desde la perrera municipal de Montero.

Sandro Fernández, presidente de Soprama, mantuvo, en entrevista con Unitel junto a otros activistas, que los estudiantes practicaban en un perro vivo.

A su vez, pidió al rector de la Uagrm, Saúl Rosas, “que termine con esa vergüenza de la universidad” y que haga cumplir el artículo 120 de la Constitución Política de la ‘U’ cruceña, que estipula que “ningún estudiante, docente o administrativo aplicará métodos de enseñanzas que puedan traer angustia y dolor a los seres vivos”.