Escucha esta nota aquí

Hacía -10 °C, pero no le importó. Se puso el bikini y los tacos, y comenzó a mostrar su esbelta figura sobre el desierto de sal más grande del mundo, ahí en Uyuni.

Ella, Joyce Prado, está concentrada en su preparación para el Miss Universo (diciembre) y Potosí marcó el inicio de su gira turística que la llevará por todo Bolivia.

En el sur potosino la nombraron huésped ilustre de Uyuni, bailó en la fiesta de los Ch'utillos y visitó un hogar. Ella jamás perdió la sonrisa, pese al frío, la altura y el cansancio. Su próxima visita será a Trinidad.