Escucha esta nota aquí

No solo la creatividad e ideas geniales convierten a una persona en una superestrella de la innovación. Un ejemplo de ello es Nikola Tesla, quien fue más brillante que Thomas Edison, pero este último tuvo grandes éxitos que cambiaron el mundo, mientras que el primero murió sin un centavo.

Lo que Edison tenía y es de lo que Tesla carece, es algo que los profesores Jeff Dyer, de la Universidad Brigham Young, y Nathan Furr, de la escuela de negocios Insead, llaman capital de la innovación, que es una combinación de fortalezas que van desde la habilidad para liderar la innovación hasta poderosas conexiones con otros líderes y, quizás lo más importante, un historial cada vez mayor de hacer que nuevas cosas sucedan.

Ambos profesionales realizaron para Forbes una lista de los líderes con mayor capital de innovación midiendo cuatro cualidades esenciales: reputación de innovación (revisando la cobertura de los medios durante cinco años), conexiones y redes sociales (en Twitter y LinkedIn), historial de creación de valor (medido por el crecimiento del valor de mercado de sus empresas) y las expectativas de los inversionistas para la creación de valor a futuro (medido por los inversionistas de primera calidad con acciones de sus empresas).

Para elaborar el ranking consideraron a fundadores o CEOs de empresas con un valor de mercado de más de $us 10.000 millones, además de las 50 firmas privadas más grandes que se hicieron públicas en los últimos cinco años.

El ‘top five’

El primer puesto de la lista lo ocupa el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos. El ejecutivo, cuya fortuna sobrepasa los $us 150.000 millones, se colocó en esa posición gracias a una creación de valor de mercado de $us 450.000 millones en tres años. En ese lapso, sus ganancias en la bolsa crecieron un 366%. Su prima de innovación es del 72,8%.

En segundo lugar se ubica el CEO de Tesla, Elon Musk. El físico, inversor y magnate sudafricano registró una creación de valor de mercado en tres años de $us 48.000 millones, periodo en el cual sus ganancias en bolsa aumentaron un 819%. Actualmente, su prima de innovación es del 79,9%.

El podio, con una creación de valor de mercado en el periodo 2015-2017 de $us 376.000 millones, lo cierra Mark Zuckerberg. A pesar de toda la polémica que rodeó a Facebook este año, el ejecutivo registra un 563% de ganancias en bolsa entre 2015 y 2017. Y su prima de innovación es un 70%.

Tim Cook, el sucesor de Steve Jobs en Apple, se ubica en la cuarta casilla de lista de los líderes con mayor capital de innovación. La creación de valor de mercado del actual CEO de la marca de Cupertino en los últimos tres años fue de $us 369.000 millones. En ese trienio obtuvo ganancias en bolsa del 123%, aunque tiene una prima de innovación del 12%.

El top five lo cierra el director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, cuya prima de innovación es de un 26%. Entre 2015 y 2017, el ingeniero eléctrico registró un 143% en ganancias en bolsa. Su creación de valor de mercado fue de $us 278.000 millones.

Empresas más innovadoras

Forbes recientemente también lanzó su ranking anual de las 100 compañías más innovadoras del mundo. Este año abunda la disrupción creativa y nuevos jugadores que innovan y atraen la atención de los inversionistas. La empresa de cloud computing ServiceNow debuta en la lista como la número uno, con lo que se vuelve la organización más innovadora del mundo en 2018.

Otro recién llegado, Workday, ocupa el segundo lugar y Salesforce, siempre en los primeros lugares, ahora ocupa el tercer puesto. Salesforce había sido clasificada como la número uno desde el inicio de la lista en 2011 hasta 2015 y en 2017. Tesla (cuarta) y Amazon (quinta) completan el top cinco.

La lista de las compañías más innovadoras del mundo consiste en firmas que los inversionistas creen que tienen más probabilidades de presentar la próxima gran innovación, según una fórmula desarrollada por el mismo Jeff Dyer y el profesor Hal Gregersen, del MIT.

Las compañías se clasifican según su prima de innovación: la diferencia entre su capitalización de mercado y el valor presente neto de los flujos de efectivo de las compañías existentes.