Escucha esta nota aquí

La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) aprobó la transferencia de 1.5 millones de bolivianos a la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) para sacarla de la iliquidez y que pague los sueldos adeudados a sus trabajadores, informó el presidente de la siderurgia, Alberto Padilla.

"Podemos decir que el conflicto ya se ha solucionado, ahorita estamos ultimando los detalles para recibir el traspaso de la Corporación Minera de Bolivia, es un millón y medio de bolivianos para pagar los adeudos a los trabajadores", manifestó Padilla a ANF.

El presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, explicó que la ESM deberá reponer la transferencia económica en seis meses, con la venta de mineral que realice.

95 trabajadores de la ESM, ubicada en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz, realizaron un paro de 48 horas con bloqueo de caminos para exigir el pago de tres meses de sueldo.

Padilla explicó que la empresa entró en iliquidez porque las ventas se paralizaron por la caída del precio internacional de la tonelada de mineral de hierro, como consecuencia de la desaceleración de la economía china.

"El mineral (de hierro) ahora está en 53 dólares la tonelada, y esto en el mercado chino (…), esperemos que no siga bajando, estaba en 65 dólares hace dos meses y ha ido bajando gradualmente hasta 53", manifestó.

Paraguay y Argentina, los objetivos


El gerente de la ESM dijo que la empresa reajustará los precios en el contrato de venta de hierro al Paraguay, debido a la drástica caída.

Indicó que también se encuentran negociando contratos de venta con Argentina, pero destacó que el más importante es la suscripción de un contrato con un consorcio chino, que está proyectado para desarrollar y crear una siderurgia.

Padilla informó que actualmente la ESM cuenta con un inventario de 450 mil toneladas de mineral de hierro listas para la venta.