El presidente Evo Morales anunció que solicitó una exhaustiva investigación, tanto a través de la Policía y la Fiscalía como con la conformación de una comisión mixta en la Asamblea Legislativa, sobre presuntos casos de corrupción relacionados con sobornos realizados con autoridades bolivianas. 

"Quiero decirles que el gobierno es el más interesado que se investigué sobre el caso Lava Jato. Decirles que este Gobierno y el presidente no están involucrados en ningún caso de corrupción y menos por este caso relacionado con la empresa brasileña", aseveró. 

Por ello instruyó a la Policía que realice una profunda investigación hasta hallar a los presuntos autores si es que los hay.  "Además pediré a la Asamblea Legislativa que investigue este hecho de corrupción presuntamente manipulada orquestada por esta empresa brasileña".

Recalcó que ojalá que esta semana se pueda organizar esta comisión mixta, mientras las autoridades policiales y de la Fiscalía investigan por su parte.