Escucha esta nota aquí

El vicepresidente Álvaro García Linera respondió a la propuesta de los Estados Unidos (EEUU) sobre una relación con Bolivia "sin insultos, ni ataques, ni acusaciones" e instó a ese país a dejar de intervenir, tanto directa o indirectamente con discursos políticos/ideológicos. 

"El momento que los Estados Unidos aprenda a no intervenir, ni directa ni indirectamente, en asuntos políticos de Bolivia, las cosas pueden empezar a funcionar (...) El momento en el que Estados Unidos aprenda a comportarse así, yo le puedo garantizar que las cosas van a fluir de manera extraordinaria", dijo en puertas de Palacio de Gobierno.

Conoce más: EEUU busca una relación de "confianza" con Bolivia

La segunda autoridad sostuvo que el país siempre buscó una relación de respeto mutuo con todos los gobiernos del mundo, pero advirtió que existen algunas organizaciones culturales norteamericanas difunden un discurso político e ideológicos contrario a los preceptos nacionales.

Esta mañana, Peter Brennan, encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos (EEUU) en La Paz, dijo que "tenemos que seguir trabajando para establecer una relación de respeto, donde no hay insultos, ni ataques, ni acusaciones".

Lee también: EEUU dice que "emisario" no podrá llegar a Bolivia

El diplomático estadounidense abogó para que "haya una relación de confianza, basada en temas sustanciales en los que podemos trabajar y en ese estamos trabajando" y así poder concretar un encuentro entre los presidentes Evo Morales y Barack Obama, hasta ahora sin fecha. 

García Linera garantizó que "esa es la clave" para que ambos países puedan normalizar su relación diplomática, quebrada tras la expulsión mutua de embajadores en 2008. "No vamos a permitir injerencia ni penetración", aseveró.