Escucha esta nota aquí

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este viernes que le tiende "una mano al Gobierno de EE.UU." para que avancen "juntos en diálogos francos", tras la declaración de "emergencia nacional" anunciada por el mandatario estadounidense, Barack Obama, entre otras medidas.

"Yo tiendo una mano al Gobierno de EE.UU. para que avancemos juntos en diálogos francos y busquemos una solución sobre la base del derecho internacional, el respeto mutuo, para que se subsane este grave problema que se ha creado", dijo Maduro durante un acto político en el norte de Venezuela.

El mandatario venezolano calificó de "exagerado" y "desproporcionado que hayan declarado una emergencia nacional en todo el territorio de EE.UU." por la "amenaza" que, según el Gobierno norteamericano, representa Venezuela.

"Es ilegal en el marco de las convenciones internacionales y eso debe ser rectificado y subsanado", subrayó. 

Pidió que estas palabras se tradujeran para enviárselas directamente a su homólogo estadounidense, quien, aseguró Maduro, es "desinformado" por su equipo sobre la situación de Venezuela.

"Pasen en inglés esto que estoy diciendo, yo se lo quiero enviar al presidente Obama directamente con vídeo y todo, porque a él lo
desinforman", apuntó.

También este viernes, el presidente de Bolivia, Evo Morales lanzó un ultimátum a Barack Obama, para que retroceda en sus medidas en contra de Venezuela y le advirtió que de lo contrario enfrentaría una situación difícil en la Cumbre de las Américas que se realizará en Panamá el viernes próximo.

“Si Obama no quiere encontrarse con la horma de su zapato, antes de la Cumbre de las Américas que pida perdón a América Lantina y en especial a Venezuela. Si no, se va a encontrar con los presidente antiimperialistas”,

Reunión de Unasur

Aseguró que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que asistirá mañana a la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Ecuador para tratar las medidas anunciadas por EE.UU. contra Venezuela, pedirá que el bloque suramericano se "convierta en un anillo protector" del país.

"Venezuela va ganar esta batalla y la va ganar con la gran victoria que es la única que nosotros vamos a lograr, que es la paz, la paz con soberanía, la paz con dignidad", dijo Maduro.

El presidente venezolano espera que llegue "el momento en el que
el presidente Obama baje la emoción, las pasiones, y por las vías
diplomáticas, de la diplomacia de paz, con el apoyo de Unasur",
encuentren, dijo, "un camino para un nuevo tipo de relaciones" entre
EE.UU. y Venezuela.

Obama declaró a través de una orden ejecutiva emitida este lunes
una "emergencia nacional" en su país por la "amenaza inusual y
extraordinaria"
que la situación de Venezuela representa para la
seguridad estadounidense. 

Tras el anuncio de las sanciones, Maduro solicitó al Parlamento
venezolano que le otorgue poderes especiales que le permitan
legislar durante seis meses para "enfrentar" las "amenazas" de
EE.UU., una solicitud que la Cámara prevé autorizar el próximo
domingo.