Antes de acostarte, asegúrate de no estar cometiendo algunos de estos errores comunes que pueden causarte grandes problemas en la piel y la salud:

1. No lavarte la cara antes de dormir

Aunque a veces lo único que quieres es irte a dormir, hacerlo sin lavar antes tu cara puede traerte problemas tan simples como la aparición de granitos, hasta otros más complejos como las arrugas a temprana edad.

2. No cambiar la funda de tu almohada

Entre las sábanas y sobre todo en la funda de tu almohada se acumula una gran cantidad de bacterias, grasa y suciedad, lo que puede causar la obstrucción de poros en la piel de tu cara. Debes asegurarte de cambiarlos con cierta frecuencia.

3. Dormir pocas horas

Al igual que lavarte la cara, dormir entre siete y nueve horas cada noche es un básico para una vida plena y saludable. Y algo que también debes tomar en cuenta es tener una rutina definida en cuanto a tus horarios para un descanso pleno.

4. Mirar la televisión o el celular

Posiblemente mirar tu celular o la televisión es una de las últimas cosas que haces antes de dormir y lo primero al levantarte. ¡Cuidado! La luz de los dispositivos dificulta el descanso. Es mejor leer un libro o escuchar música relajante antes de ir a dormir. Olvídate de las nuevas tecnologías por lo menos 30 minutos antes.

5. Comer demasiado


Cenar unas dos horas antes de ir a la cama es suficiente para evitar esa sensación de pesadez que puede dificultar el descanso. Es mejor no cenar comida muy pesada, como carne de res o picantes, que nos alargarán demasiado la digestión. Mejor cena temprano verduras con pollo, pescado o una sopa ligera.

6. Tomar café o bebidas estimulates

Tomar un café incluso seis horas antes de ir a la cama puede afectarte el sueño. Sin embargo, depende mucho de la tolerancia a la cafeína y demás estimulantes que tiene cada persona. Pero es mejor dejar los estimulantes para la mañana y así no entorpecer la conciliación del sueño.

7. No tener una rutina nocturna de belleza

Si te preguntas por qué existen productos de belleza para uso exclusivamente nocturno, es porque mientras duermes es el momento perfecto para hidratar y restaurar tu piel. Usar una mascarilla nocturna hidratante, hará que tu piel despierte fresca, suave y como nueva.