Escucha esta nota aquí

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, se reunió ayer con madres de los niños enfermos con cáncer y con médicos del Hospital Oncológico de Santa Cruz, se empapó de la problemática existente en dicho nosocomio y se comprometió a mejorar algunos servicios.

La autoridad pidió un listado de requerimientos de ítems para mejorar los servicios de Emergencia, de la Unidad de Terapia Intensiva y de las quimioterapias, cuyo personal no puede cumplir los turnos necesarios por falta de profesionales.

También se comprometió a facilitar la desaduanización de los medicamentos que llegan como donación al país, especialmente los enviados para la lucha contra el cáncer infantil. “Aparte de las autorizadas, hay otras fundaciones que deberían ser incluidas en la norma para desaduanizar esos medicamentos que vienen en calidad de donación”, dijo Montaño, señalando que se potenciará el área de laboratorios para que puedan funcionar permanentemente.

Asimismo quedó en construir un espacio para la instalación de un tomógrafo, obra que fue aprobada mediante decreto supremo el año pasado, pero que no se implementó porque se debe sancionar mediante una ley corta para autorizar la inversión en un predio que es privado.

La Asociación de Padres de Niños con Cáncer del Oncológico, presidida por Ana Figueroa, entregó a la ministra una copia del proyecto de ley del cáncer elaborado por la institución. Montaño se comprometió a analizarlo.

“Vamos a revisarlo, pero el SUS cubre el diagnóstico y el tratamiento del cáncer pediátrico, incluyendo las resonancias magnéticas. Esa información no la conocían las mamás”, indicó la autoridad nacional.

Presión con bloqueo

Las madres de los pacientes oncológicos dijeron estar satisfechas con el acuerdo y esperan que la ministra cumpla el compromiso dentro de un plazo prudente, caso contrario tomarán acciones. La reunión de ayer por la tarde estaba pactada para las 9:00. Empero, la ministra informó, vía telefónica, a las madres que pospondría la cita por asuntos climatológicos que impidieron su vuelo en La Paz, cosa que enfureció a las mujeres y las llevó a bloquear el tercer anillo interno durante horas, en protesta por la supuesta falta de consideración de la autoridad de salud.

La medida de cerrar la avenida se mantuvo hasta cerca de las 14:00, cuando Montaño comunicó su llegada al hospital.