Escucha esta nota aquí

Ante el tercer año consecutivo de déficit comercial que registrará el país, el sector privado busca paliar la situación acelerando las exportaciones. 

Desde el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, el presidente Reinaldo Díaz señaló que en octubre el déficit sumaba $us 971 millones con la posibilidad de que pueda repetir su máximo histórico del pasado año. A fin de revertir la situación, “no queda otra opción que exportar más”, subrayó.

Díaz dijo que ahora que el Gobierno anunció la libre exportación de productos como la soya, azúcar, alcohol y derivados, la carne de res y el sorgo, "necesitamos que ello se complemente con la autorización del pleno uso de biotecnología para aumentar la productividad en el agro.

Hace algunas semanas el subgerente del Centro Boliviano de Estudios Económicos de Cainco, Pablo Mendieta, mencionó que las dificultades en el accionar inmediato de los negocios son perjuicio del país por las menores divisas e impuestos.

Los empresarios paceños también manifestaron su preocupación. Según el titular Javier Calderón, el sector de los servicios se encuentra en crecimiento, sin embargo anotó que el peso de la administración pública convierte al departamento de La Paz en deficitario en términos productivos y comerciales.