Escucha esta nota aquí

Tras las protestas del Comité Cívico de Potosí por mayor inversión en obras en el departamento minero y el fallido diálogo con los ministros de Estado, el vicepresidente Álvaro García manifestó que los cívicos le mienten al pueblo potosino y afirmó que las movilizaciones tuvieron una actitud política que buscó consolidar un partido federalista.

Hubo una actitud política, deliberadamente política. Tienen un proyecto, hay un partido que se llama Movimiento Federal de Potosí. Tienen derecho de presentarse en las elecciones”, afirmó esta mañana en el acto de celebración de la creación de la Universidad Siglo XX, en Llallagua.

García Linera dijo que durante el diálogo instalado el 22 de julio en el Ministerio de Gobierno, dinamitaron ese edificio, hecho que según el vicepresidente no ocurrió ni en tiempos de la dictadura militar.

“Le metieron dinamita a los policías, rompieron los vidrios en la cara de los periodistas y nosotros seguíamos con la actitud de seguir dialogando con sencillez y humildad”, manifestó.

Según el vicepresidente, estos enfrentamientos no ocurrieron por capricho del Gobierno ni por la falta de atención a las demandas de Comcipo.