Escucha esta nota aquí

El Gobierno español expresó hoy su firme rechazo a la "escalada de insultos, calumnias y amenazas" del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dirigidas contra España y sus instituciones, contra el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y contra los expresidentes Felipe González y José María Aznar.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo de Mariano Rajoy considera "especialmente intolerables" las afirmaciones sobre un supuesto apoyo a actividades terroristas, que "resultan particularmente ofensivas para un país como España que ha sufrido durante muchos años" esta lacra.

España llama a consultas a embajador español en Caracas

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunció este miércoles que ha llamado a consultas al embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, ante las ultimas declaraciones de Nicolás Maduro y la decisión del parlamento venezolano de declarar persona "non grata" a Felipe González.

El titular de Exteriores dio a conocer este hecho a los periodistas al ser preguntado por las últimas declaraciones del presidente venezolano contra España.

Maduro, que acusó al Gobierno español de "apoyar al terrorismo" en el país, así como de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo, anunció que prepara una respuesta "muy contundente".

"Los calificativos que utilizan las autoridades son absolutamente intolerables y teniendo en cuenta el grado de irritación verbal de Maduro he decidido convocar a consultas al embajador en Caracas", aseguró García-Margallo.

El ministro denunció la "escalada verbal" en Venezuela que aumenta, dijo, "a medida que aumentan las dificultades por las que atraviesa el pueblo" de este país y añadió que "ésta ha afectado al propio Congreso, al Gobierno y ahora a Felipe González".

Remarcó que España siempre se ha movido en el marco de la legalidad internacional, la cortesía y la institucionalidad y recordó que en el último Consejo de Exteriores de la Unión Europea habló de América Latina con un apartado especial para Venezuela.

En este sentido, recordó que allí se puso de manifiesto la extraordinaria preocupación por Venezuela, donde hay 500.000 ciudadanos de origen europeo y donde el 45 por cieno de las inversiones extranjeras son europeas.

Las relaciones entre España y Venezuela han vivido en el último año diversos momentos de tensión, después de que en España se pidiera la libertad para los opositores detenidos en el país americano.