Escucha esta nota aquí

Sentarse en la mesa del Café de la Siesta del Diario Mayor es remontarse en el tiempo a la hospitalaria mirada de don Pedro Rivero Mercado, el inclaudicable anfitrión de la tradicional cita semanal de EL DEBER, que ya ha superado las dos décadas de mostrar la agenda de actividades de todo tipo de la tierra cruceña. Y aunque el patricio se hace extrañar, sus hijos pretenden aferrarse al rito de mágico efecto, ese que logra desacelerar rutinas a modo de oasis camba en medio de la candente selva urbana.

En el último encuentro, uno de los más numerosos, los descendientes de don Pedro y ejecutivos, Juan Carlos y María del Rosario Rivero Jordán, disfrutaron la energía de las 17 candidatas del Miss Santa Cruz, 2018, que llegaron escoltadas por Gloria Suárez de Limpias, y fotografiadas por el incondicional de Promociones Gloria, Marco Velasco. Reunidos en el salón Pedro y Rosa de EL DEBER, en el quinto piso, y a modo de presentación de Las aspirantes a la corona departamental, las invitadas de honor conversaron totalmente
descontraídas, pero ademásmostraron su talento en canto para el portal y las redes sociales
del Diario Mayor.

En medio de risas, charla y el sabor de masaco de yuca, de plátano, pan de arroz, cuñapé, chicha, mocochinchi y un montón de delicias más, cada una de las chicas regaló la oportunidad de conocerlas de cerca, sin el filtro de las cámaras o los micrófonos. Después, la comitiva partió con rumbo a San Ramón, donde compartió con autoridades y con los pobladores, también quedaron fascinadas, listas para afrontar la gala de la belleza de hoy.