Un hombre mató a su esposa, tomó a su hija como rehén e hirió dos policías antes de ser abatido, en una casa de Playas Tijuana, frontera de México con Estados Unidos, dijeron hoy las autoridades del estado de Baja California.

El incidente tuvo lugar la mañana de este lunes cuando la policía atendió un reporte de disparos en una casa de la zona de Playas Tijuana y nada más llegar fueron recibidos a balazos, indicó la oficina de seguridad pública a la prensa.

El agresor amenazó con disparar a las bombillas de gas que estaban cerca de lugar para causar una explosión, y después se enfrentó a tiros a los policías.

En el tiroteo resultaron heridos dos policías y el agresor fue abatido, tras lo cual las fuerzas del orden entraron a su casa donde hallaron muerta a la esposa y rescataron a la menor de edad, señalaron.

En la vivienda se hallaron tres armas de fuego y varios gatos muertos, indicó a la prensa el secretario de Seguridad Pública Municipal, Marco Antonio Sotomayor, quien confirmó que la policía había visitado esta casa por denuncias de violencia doméstica.