Escucha esta nota aquí

El presidente del Perú, Ollanta Humala, afirmó que su país no cambió su posición respecto a la demanda marítima de Bolivia contra Chile en La Haya. Señaló que ese proceso es bilateral y que, por ahora, no atañe a su país. 

"No nos hemos movido ni un ápice y hemos reconocido que es un tema bilateral entre Chile y Bolivia", aseguró el mandatario al ser consultado al término de la III Cumbre Empresarial de la Alianza del Pacífico que se lleva a cabo en la localidad peruana de Paracas, "El Mercurio".

Dentro de la declaración a la conclusión del primer Gabinete binacional de ministros, Humala hizo conocer su "solidaridad y respaldo" a la causa marítima nacional, hecho que ocasionó la molestia de Chile e incluso la suspensión de una reunión con Michelle Bachelet. 

Ahora, el mandatario peruano sostiene que ese pronunciamiento no hace más que "ratificar la posición histórica del Perú", aunque agregó que ellos ven "con buenos ojos las expectativas que tiene Bolivia" sobre un acceso soberano al océano Pacífico.

"No es un problema que en estos momentos le atañe al Perú, eso queda bien claro y está superado", ratificó el mandatario ante la polémica que existió en Chile. 

El respaldo ocasionó que el Gobierno chileno pidiera a Bolivia y Perú que aclaren la declaración conjunta, lo que derivó en un encuentro entre el Canciller Heraldo Muñoz y el embajador peruano en Santiago, Fernando Rojas. Luego se dio por cerrado el impasse.

En la víspera Humala y Bachelet coincidieron en Paracas y conversaron durante siete minutos, junto a la primera dama peruana, Nadine Heredia. Al ser consultado al respecto, Humala aseguró que "hemos conversado sobre la Alianza del Pacífico".