Escucha esta nota aquí

Los soldados estarán encargados de elaborar 70.000 unidades de pan para abastecer a las ciudades de La Paz y El Alto, intentando evitar el desabastecimiento ocasionado por el paro de 48 horas y marchas de los panificadores. Se distribuirá el insumo desde las 15:00 horas.

La medida fue comunicada de forma conjunta por los ministros de Defensa, Reymi Ferreira, y Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, que exhortaron al sector en conflicto declinar sus medidas de presión y reanudar la elaboración del alimento, sin incrementarlo a 0,50 centavos. 

Se dispuso que unidades de las Fuerzas Armadas (FFAA) estén dedicadas a la elaboración del producto. Soldados de los Colorados de Bolivia, el Colegio Militar, la Policía Militar, en la ciudad de La Paz y el Regimiento Ingavi, el GADA-93 de la Fuerza Aérea Boliviana y el Regimiento Bolívar, en la ciudad de El Alto, prestarán el servicio. 

"Si es necesario aumentaremos los próximos días, tendremos 70.000 unidades que van a costar a 40 centavos, con el precio oficial", afirmó el ministro Ferreira en conferencia de prensa.

A su turno, Ramos, explicó que esa medida se aplicará debido al anunció de incremento en el precio del pan por parte de los panificadores, quienes rechazaron la eliminación de la subvención a la harina. Aún no existe fecha para el diálogo.

"Esta media (aumentar el precio del pan) es apresurada debido a que haciendo un análisis del costo de producción los productores de pan aún teniendo una harina a 150 bolivianos tienen una ganancia de 6.400 bolivianos solo produciendo pan de batalla o marraqueta", manifestó, según resalta la agencia estatal de información.