Escucha esta nota aquí

Un fino gramado, sillas bien acomodadas, cámaras listas, líneas pintadas y periodistas de distintas partes del mundo, así luce el interior del estadio Luzhniki en Moscú. Mauricio Cambará, periodista de EL DEBER y de DIEZ tuvo el privilegio de ingresar pese a las estrictas medidas de seguridad. El objetivo cumplido fue mostrar las 'entrañas' del escenario que este domingo estará en los ojos del mundo.

Mirá el Luzhniki por dentro

Este estadio donde Croacia y Francia disputarán la final impresiona desde que el hincha cruza una de las puertas de acceso. Los lugares por donde se deben desplazar los espectadores están bien señalados, las butacas limpias y las áreas de servicios delimitadas. Ya en el campo de juego se observa un pasto verde, que invita a rodar el balón hasta llegar al gol.

El periodista Mauricio Cambará en el interior del estadio Luzhniki

El Luzhniki, que tiene capacidad para 81.500 espectadores, es la casa de la selección rusa. Por ser el principal estadio del Mundial este domingo albergará su séptimo partido. Fue sede del partido inaugural. También se jugaron tres encuentros de la fase de grupos, una eliminatoria de octavos, una semifinal y la gran final entre croatas y franceses.

En la parte superior se observa una de las dos pantallas gigante del estadio de Luzhniki.