Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales abogará por la paz e integración dentro de la VII versión de la Cumbre de las Américas, que se desarrollará eeste viernes y sábado 10 y el 11 de abril en Panamá. El mandatario dijo que también buscará debatir con su par estadounidense Barack Obama. 

"El siglo XXI es el siglo de la integración entre los Estados a través de sus gobiernos con sus pueblos y en este foro internacional, más allá de los temas de agenda, puede ayudar a fortalecer los procesos de integración. La importancia para Bolivia es poder encontrar respuestas conjuntas a problemáticas comunes", explicó a EL DEBER el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

Detalló que el presidente Morales ratificará la postura antiimperialista, anticapitalista, señalando que América del Sur no puede someterse a ningún tipo de injerencia de una nación extranjera. "Se pedirá el levantamiento inmediato del bloqueo a Cuba y se reclamará paz para la región", acotó. 

Rada manifestó también que "se deben tomar ejemplos como lo que son la Unasur y la Celac, espacios en los que se encarara acciones conjuntas con los países hermanos. Como Gobierno ratificamos nuestra postura de defensa de soberanía y democracia". 

En la víspera, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, adelantó que la máxima autoridad del país aprovechará el espacio para socializar los elementos de la Demanda Marítima contra Chile. 

Durante el fin de semana, el propio Morales adelantó que dentro de la Cumbre buscará un debate sincero con el mandatario de Estados Unidos (EEUU), Barack Obama. "Esperamos que el presidente de Panamá de la posibilidad para un debate sincero, franco y público", exclamó.