Escucha esta nota aquí

Emisoras de radio y TV sacadas del aire y periódicos sin papel: 69 medios cerraron en Venezuela en 2017 en medio de una escalada de agresiones contra periodistas y restricciones a la libertad de prensa, denunció el principal sindicato del sector. El Gobierno de Nicolás Maduro asegura que es víctima de una campaña internacional.

El listado incluye 46 radios, tres cadenas de televisión y una veintena de periódicos, precisó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) en su balance anual.

El SNTP registró 498 agresiones y 66 detenciones contra periodistas este año, y atribuyó al Gobierno del presidente Nicolás Maduro la “intención” de “silenciar -a cualquier precio- el descontento por la cada vez más crítica situación económica y social”, con hiperinflación y escasez aguda de alimentos y medicinas.

La cifra aumentó un 26,5% con respecto a 2016, cuando se contabilizaron 360 ataques.
La mayoría de las 273 agresiones se produjo durante las protestas contra el presidente, Nicolás Maduro, que causaron 125 muertos entre abril y julio, según el SNTP, un 70% de las cuales atribuyó a militares y policías.

“Utilizando el brazo y las armas de la Guardia Nacional y las policías regionales y municipales, la burocracia oficial intentó invisibilizar el conflicto”, agregó.

CIDH reclama a Maduro

La Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo “un llamado urgente” este año a restablecer las transmisiones de las emisoras de radio y TV “retiradas del aire”, y calificó las medidas como un “castigo” contra “una línea editorial crítica”.

Maduro y altos funcionarios se declaran víctimas de “una campaña de desprestigio” en medios locales y extranjeros e incluso de “propaganda de guerra”.

El cierre de medios audiovisuales tiene como causa el vencimiento de sus concesiones para el uso del espacio radioeléctrico, que la prensa denuncia que se conceden discrecionalmente.

Los periódicos, en tanto, sufren la escasez de papel, cuya importación y distribución están monopolizadas por una corporación gubernamental. Unos 20 diarios se vieron obligados a suspender sus tiradas permanente o temporalmente y, de acuerdo con el SNTP, todos los periódicos que quedan han debido limitar su paginación y circulación.

Medios internacionales también se vieron afectados. La cadena CNN en Español y las televisiones colombianas Caracol TV y RCN fueron sacadas de la parrilla de programación de las operadoras de cable por orden del Gobierno de Maduro.

La difícil situación de los medios de comunicación se sumó a las restricciones políticas impuestas a los partidos de la oposición, que denuncian que no pudieron participar en los últimos comicios electorales en igualdad de condiciones respecto del oficialismo.

Además, el Gobierno de Maduro mantiene a decenas de opositores detenidos por razones políticas.

Nicolás Maduro llama ‘rata de cañería’ a Macri

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió a atacar ayer al presidente de Argentina, Mauricio Macri, a quien llamó ‘rata de cañería’ y padrino de la derecha fascista venezolana. “Macri es el padrino de la derecha fascista venezolana (...) Si ellos (la oposición) llegaran algún día a gobernar Venezuela harían peor que lo que está haciendo Macri en Argentina”, dijo Maduro en un acto de entrega de viviendas sociales en Caracas.

El mandatario afirmó que Macri “subió la edad de pensionarse (...) a 70 años” y “además les quitó las pensiones a las personas con alguna discapacidad, a los combatientes de Malvinas” y a “las madres de hogares”, y agregó: “es una rata, una rata de cañería”.

Tags