Escucha esta nota aquí

Bachilleres de al menos tres distritos de la ciudad (Villa Primero de Mayo, Pampa de la Isla y Plan Tres Mil) no pueden hacer uso de las computadoras Kuaa, que entregó el Gobierno y la Alcaldía cruceña el año pasado, a pesar de haberse iniciado las clases hace más de un mes.

Carlos Vargas es uno de los cientos de estudiantes de sexto de secundaria que está ansioso por estudiar con las portátiles, pero aún no lo puede hacer. “A los jóvenes nos encanta la tecnología, además así las clases serían más divertidas”, dijo. Esto se debe a que la mayoría de las unidades educativas de estos tres distritos no cuenta con la antena que les permita a maestros y alumnos el acceso a internet para trabajar en red.

Laura Pereira, directora del colegio Fe y Alegría Santa Cruz, ubicado en la Villa Primero de Mayo, manifestó que los bachilleres del año pasado no aprovecharon los equipos y los de este año tampoco porque les falta la antena para tener wifi. “Contamos con el piso tecnológico instalado y ya están configuradas todas las computadoras, pero nos falta antena para acceder al internet, lo que permitirá a los maestros avanzar sus temas en red con sus estudiantes”, explicó.

Similar es el panorama en el colegio América C ubicado en el Plan Tres Mil. Allí los 71 ordenadores se encuentran bajo llave para evitar cualquier pérdida. “Nos falta antena y no sabemos cuándo la colocarán, solo han instalado el servidor en el área donde se encuentran las aulas de sexto de secundaria”, comentó el director Édgar Rivero.

En el colegio Buenas Nuevas enfrentan el mismo problema, aunque los 125 bachilleres tratan, por el momento, de aprovecharlas para hacer gráficos en la materia de Artes Plásticas. A pesar de no poder usarlas, los jóvenes no ocultan su entusiasmo y su concentración cuando están frente a ellas.

Otros esperarán meses
Hay otros establecimientos que tendrán que esperar hasta agosto para aprovechar las computadoras. Es el caso del Claudina Thevenet. El año pasado los bachilleres recogieron los equipos, pero no los utilizaron, y los de este año tendrán que esperar, pues actualmente pasan clases en un colegio prestado, porque el de ellos está en construcción. “Tiene que haber una sala con piso tecnológico y, eso, lo tienen que colocar cuando finalice la construcción del módulo, que está prevista para agosto”, explicó la directora Natividad Peña.

El director distrital de Educación, Juan Veizaga, corroboró esta situación. “No todos los colegios del Plan Tres Mil, de la Villa Primero de Mayo y de la Pampa de la Isla le dan uso por falta de instalaciones”, dijo