Escucha esta nota aquí

La caída de las ventas en papel y el aumento de usuarios que leen manga a través de sus teléfonos inteligentes está generando que cada vez más editoriales lancen en Japón sus series en digital, un formato en auge.

El mercado del libro impreso no vive su mejor momento en Japón.
Según datos de la Asociación nipona de Editores de Libros y Revistas, la circulación en papel cayó un 7,5% interanual en el periodo enero-noviembre de 2014.

Mientras, el mercado de los libros digitales generó 714 millones de dólares en Japón en 2013, cerca de un 20% más que al año anterior, según una encuesta del Instituto de Investigación Yano. De esta subida participó de manera considerable el manga, cuyas ventas representaron el 80% de todo lo publicado en digital.

Además el futuro próximo se presenta todavía mas positivo para el formato, ya que se espera que aumente este año un 23,5% y recaude 883 millones de dólares.

Sabiendo aprovechar a popularidad de los teléfonos inteligentes y el filón de su revista para chicos "Shonen Jump", la editorial Shueisha ha creado su propia aplicación para leer manga en formato digital. En ella los usuarios pueden ojear viejas reliquias como "Dragon Ball".

"Nuestros cómics se venden en las principales librerías digitales tales como Line Manga, Kindle o iBooks, no solo a través de la aplicación", dijo a Efe Mami Sugihara, del departamento de Relaciones Públicas de la editorial nipona.

El servicio de mensajería instantánea Line decidió apostar por el sector del cómic japonés hace poco menos de dos años con la creación de Line Manga. Esta plataforma distribuye manga a Japón y al extranjero. 

El proveedor de ocio digital DeNA es también operador de la aplicación móvil Manga Box, un software que cuenta con entre 40 y 50 títulos manga que se actualizan semanalmente.

La compañía se plantea ahora cobrar una tarifa e insertar publicidad conforme aumente la popularidad de los títulos para contribuir a los beneficios para el próximo año fiscal, según dijo el presidente de DeNA, Isao Moriyasu, en declaraciones al diario japonés Asahi.

Existen otras aplicaciones como Comico, de la compañía de juegos NHN PlayArt, que se centran en los artistas emergentes y en el que cualquiera puede subir su trabajo.

Cuando los títulos obtienen popularidad se los reconoce como manga oficial y se remunera a los artistas con 1.682 dólares mensuales en concepto de salario. Actualmente, Comico cuenta con 120 títulos oficiales.