Escucha esta nota aquí

Ana Belén Camacho declarará esta semana por el caso de corrupción en la Unidad de Comunicación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), informó el fiscal Leopoldo Ramos este lunes. Además otras cinco personas serán convocadas en calidad de testigos.

"A la señora Ana Belén se está haciendo una valoración con un médico forense para que nos permita tomarle una declaración para saber cuando esté restablecida de su salud", explicó Ramos a los periodistas.

Anticipó que una comisión de fiscales se trasladará a Santa Cruz para tomar las declaraciones.

Por otra parte, el jurista informó que se valorará el estado de salud de Camacho para determinar su traslado a la Sede de Gobierno, como lo anticipó la semana pasada.

"Dependiendo, nos dicen que ella está con un cuadro delicado, si fuese así es imposible trasladarla a La Paz, y la toma de declaraciones sería allá en Santa Cruz", complementó.

Según medios locales, Ana Belén Camacho, hermana de la ex directora de la Unidad de Comunicación de YPFB, Selva Camacho, que se encuentra recluida en el penal de Palmasola, habría firmado dos contratos por más de 50 mil dólares con la estatal petrolera a través de sus empresas Estructura y Omnimedia.

Ramos dijo que la investigación proseguirá con las declaraciones de los testigos y los acusados, además de otros actos procesales.

El Fiscal recordó que hasta el momento son siete las personas aprehendidas, implicadas en ese caso de corrupción, que están recluidas preventivamente en centros penitenciarios de La Paz y Santa Cruz.