Escucha esta nota aquí

"En la derecha, entre quienes se manejan en la agenda internacional, reconocen que es 'bien difícil' empaparse solo en un mes y medio de la complejidad de la demanda marítima boliviana que enfrenta Chile, saben que el ministro de Relaciones Exteriores está en rodaje, que mostró nerviosismo y debilidad, pero recalcaron que es igual de cierto que hay una suerte de entendimiento político transversal para blindarlo ante la trascendencia de lo que se juega en los próximos quince días", detalla un artículo publicado por 'El Mostrador' de Chile.

Bajo el título, "Ampuero: el flanco más débil de la batalla en La Haya", el escrito hace mención al papel que juega el flamante canciller de la vecina nación en la fase decisiva del juicio marítimo que inició Bolivia en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Conoce más:

"Se vio enfrentado a la polémica que se desató por las declaraciones del excandidato presidencial Alejandro Guillier, quien a principios de la semana, durante una entrevista con CNN Chile, dijo que en el caso de la demanda boliviana para obtener una salida al mar era partidario de 'territorio por territorio con soberanía, eso es lo que planteó Pinochet, lo hemos planteado todos'", agrega el análisis.

Sostiene que "A Ampuero no se le pueden seguir pasando las respuestas, debe incorporar la lógica política, tiene que ser más rápido”, explicaron a ese medio sectores cercanos al Gobierno de Sebastián Piñera.

Lea también:

"En los últimos cuatro años siempre fue un secreto a voces en los pasillos de la Cancillería la 'falta de llegada y poco tacto' de Heraldo Muñoz, por lo que el tibio recibimiento a Ampuero la semana pasada no pasó precisamente por una viudez y nostalgia de la administración anterior. Al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores comentaron que el nombramiento de Ampuero en enero 'no encendió ni motivó a nadie', es más, se puede decir que hubo cierto grado de decepción, ya que reconocen, considerando la etapa que se vive con el país vecino, que se esperaba que el Gobierno de Piñera optara por una figura con más experiencia y conocimientos", agrega el artículo.

Concluye qye "a nivel de medios de comunicación y opinión pública será efectivamente Ampuero quien tendrá el protagonismo permanente, en el ministerio saben que será (el subsecretario Alfonso) Silva el que realmente tendrá la labor de mantener "la casa ordenada".