Escucha esta nota aquí

Lagunillas y Camiri, municipios de la provincia Cordillera, se vieron afectados por la torrencial lluvia que cayó el jueves dejando como saldo dos personas desaparecidas, viviendas y caminos destruidos, cultivos inundados, animales muertos y otros daños que aún son evaluados por las autoridades locales.

Los vecinos de la comunidad Ipati, en el municipio de Lagunillas, indicaron que fueron 11 horas de aguacero, que provocaron el rebalse de ríos y quebradas, afectando a unas 300 viviendas, en su mayoría de adobe, donde habitan 400 familias. 

Según el reporte del dirigente de la Organización Territorial de Base de Ipati, Alberto Rojas, la lluvia empezó a las 13:00  y se prolongó hasta las 23:00. Hasta entonces, las casas y los sembradíos ya estaban inundados. Entre las poblaciones más afectadas están Ipatimiri, Pampa Redonda, Moreviti, Quiriquirigua, Irenda, Mocomocal, Camiri y otras.

A decir de los pobladores, las quebradas que están aledañas a la comunidad de Ipati se llenaron de palos y arena. Estos materiales fueron arrastrados por la corriente, haciendo que el agua cubra, incluso, la capa asfáltica y anegue las  viviendas. 

Muchos de los vecinos perdieron gallinas, chanchos pequeños, patos y otros animales, mientras que los caminos vecinales y las calles adyacentes al pueblo quedaron destruidos e intransitables.

Se conoció que en la jornada de ayer, se cortó el suministro de agua potable, pues debido al mal tiempo se rompió la matriz de agua y eso provocó la suspensión del bombeo de agua.

Los pobladores culpan de la inundación a la empresa constructora que está haciendo la carretera a Muyupampa por no tomar los recaudos necesarios para evitar que Ipati se vea afectado por lluvias torrenciales. 

Las clases en la Unidad Educativa 15 de Mayo, que alberga a 389 estudiantes, se suspendieron ayer, pues el agua anegó las aulas, mientras que la atención en el centro de salud también fue irregular debido a la inundación.

Tras este hecho, autoridades de Defensa Civil Regional Camiri y personal de la Gobernación desplazaron a sus funcionarios hasta las zonas afectadas para ayudar a los damnificados y cuantificar los daños.  Ayer por la tarde arribaron autoridades municipales de Camiri para entregar víveres y agua a las personas afectadas. Esperaron la visita de las autoridades de Lagunillas, pero hasta el cierre de la edición no arribaron a Ipati.

Camiri, zona de desastre

El municipio de Camiri será declarado zona de desastre, debido a las inundaciones y derrumbes de los cerros que se registraron ayer tras la fuerte lluvia.

De acuerdo con el reporte que brindó el alcalde de Camiri, Franz Valdez, en las comunidades de Piedritas y Urundaiti el agua destruyó seis viviendas y causó la desaparición de una pareja de ancianos, que hasta las 18:00 de ayer aún no había sido encontrada. 

Se desplazaron 120 personas para que busquen en las quebradas aledañas y en la comunidad de Choreti. 

La declaratoria de desastre es por los derrumbes registrados en los barrios San Antonio, San José, Antezana y Barrio Lindo, además del rebalse de una quebrada en la ‘zona de coronación’ de  Camiri.

El alcalde explicó que el desborde de las quebradas de Urundaiti y Piedritas ocurrió por la gran cantidad de agua, arena y palos que bajó desde Ipati.

Pareja desaparecida

Nieves Yaneth Coca, vecina de una comunidad próxima a Piedritas, relató que su padre, Gabriel Coca, de 73 años, y su madrastra, Paulina Flores, de 63 años, son los dos desaparecidos.

La pareja de ancianos vive en una zona alejada de Piedritas, y en la madrugada de ayer ambos ancianos decidieron salir de sus viviendas para inspeccionar las zonas  inundadas, especialmente el lugar donde se reportó la destrucción de seis casas y de un vehículo.  

La pareja estaba preocupada por uno de sus hijos que vive por la zona, por eso decidió ir a buscarlo; sin embargo, hasta el cierre de esta edición los esposos no daban señales de vida. 

“Nadie sabe nada de ellos, lo único que encontramos fue la chompa de mi papá que estaba en el camino de salida”, dijo la hija entre lágrimas. 
Funcionarios de la Alcaldía de Camiri y del grupo SAR están buscando a la pareja.  

EL DEBER intentó comunicarse con el subgobernador de la provincia Cordillera, Gonzalo Moreno, para conocer un reporte oficial del número de afectados, pero no pudo ser ubicado. 

Tags