Escucha esta nota aquí

El exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín, habría comprado seguidores en Twitter para aparentar mayor credibilidad en la red social, según un reporte del comunicador Pablo Rivero, publicado en su blog.

"De los 33.387 "seguidores" registrados, 31.117 son falsos, es decir, el 93,2% de sus seguidores son cuentas falsas", detalló el estudio. 

Rivero explicó que no es la primera vez que a un político se le ocurre -o les sugieren- usar el "inflador" para parecer más seguidos, con más "arrastre" o más creíbles.

"Comprar seguidores es fácil y barato, aunque no sirve realmente para nada", puntualizó.

Sánchez atribuyó el informe al Gobierno de Evo Morales, a quien supuestamente afectan sus publicaciones sobre democracia, coca y corrupción, entre otros temas.  

"Es sin duda una acción política de Morales y su Gobierno a quien están afectando mis publicaciones", respondió mediante un mensaje en Twitter. 

El exministro eludió la consulta sobre si pagó para tener más seguidores en la red social y no ofreció ninguna explicación.  


,