Escucha esta nota aquí

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Ana Verónica Ramos, informó este lunes que el Gobierno Nacional ahorrará cerca de 200 millones de bolivianos quitando la subvención de la harina para la elaboración del pan de batalla.

Ramos informó que el Gobierno bajó en dos oportunidades el precio de la subvención a los panificadores, de 145 bolivianos a 130 la bolsa de 50 kilogramos, teniendo un costo actual de 150 bolivianos.

Asimismo, la ministra indicó que en un análisis realizado por el Estado, los panificadores sacan una ganancia mensual de 6.400 bolivianos con un precio de 150 bolivianos la bolsa de harina de 50 kilogramos. Si el sector decide incrementar 0,10 centavos el precio del pan, su ingresó prácticamente se duplicaría.

“Tiene la intención de incrementar 0,10 centavos, les implica una ganancia adicional de 6.070 bolivianos. Su ganancia total sería de 13.000 bolivianos al mes”, dijo Ramos.

Para finalizar, la ministra manifestó que Gobierno esperó para conocer cuáles eran las medidas a tomar de los panificadores, ya que ellos no justifican ni el paro, ni el incremento del precio del pan ya que no necesita una subvención.

La Confederación de Panificadores, tras un ampliado que tuvieron los dirigentes en Oruro, decidieron realizar un paro de 48 horas los días miércoles y jueves de esta semana, y busca la renuncia de la ministra Ramos.