Escucha esta nota aquí

El Día del Niño se adelantó. Los estudiantes del colegio Domingo Savio agasajaron a los niños del hospital oncológico en un acto cargado de alegría, bailes, regalos y una demostración de apoyo y solidaridad muy particular.

"Para los que no tienen seguro médico, para que Bolivia tenga salud, tenga vida, tenga capacidad de producir más y para que seamos sensibles con las personas más vulnerables", deseó el padre Mateo en el acto realizado en instalaciones de la unidad educativa.

El sacerdote organizó el encuentro infantil y él mismo comenzó cortándose la barba "en solidaridad con los niños que han perdido el cabello por la quimioterapia", expresó Mateo Bautista. Fue seguido por, al menos una decena, de chicos del colegio que se raparon por completo su cabellera.

"Hacemos este acto en solidaridad con los menos afortunados, por los niños que tienen cáncer", expresó Leandro, un alumno de la primaria del colegio Domingo Savio que también se rapó todo el cabello en este acto tan particular hacia los niños del hospital Oncológico.  

El padre Mateo Bautista ha emprendido una campaña a través de la cual busca que el Gobierno nacional asigne el 10% del Presupuesto General del Estado para el área de salud.