Escucha esta nota aquí

La esposa y representante del delantero argentino Mauro Icardi, Wanda Nara, recibió un piedrazo en su coche mientras manejaba, en medio de la disputa entre su club el Inter por la renovación de contrato del jugador. Las últimas semanas no fueron de las mejores e inclusive el ariete fue descartado para el partido con el Sampdoria, por lesión.

El diario Gazzeta dello Sport hizo publicó la agresión a uno de los vidrios de la movilidad de Nara que estuvo con sus “hijos en el interior” y que se registró este sábado en la subida a la una autopista de Milán, cerca del estadio San Siro. No existen heridos pero el ataque dejó atemorizada a la controvertida esposa de Icardi.

 

Fue una mala semana para el delantero argentino que en anteriores meses fue emblema del club italiano.

En la interna del Inter, Icardi tampoco la pasa bien por los actos de Nara. Según Clarin, hubo una fuerte molestia del extremo croata Ivan Perisic por los comentarios de Wanda en un programa la TV italiana. "Dile a tu mujer que deje de hablar de mí en la televisión", habría expresado el croata.

Por estos hechos, en Clarín se menciona, que las relaciones entre el club con el jugador no son de las mejores, en una etapa donde la dirigencia del Inter negocia con la representante del jugador, que casualmente es su mujer.