Escucha esta nota aquí

La Policía de la ciudad de Juliaca, Perú, detuvo a dos supuestos miembros del Ejército de Bolivia identificados como Aldo Joaquín Bosque Céspedes, de 40 años, con el grado de mayor y Miguel Carlos Mercado, de 23 años, con el grado de sargento. Son acusados de ingresar ilegalmente al país vecino.

Ambos fueron retenidos cuando viajaban de la selva puneña de Sandía hacia la ciudad de Juliaca, a bordo de un vehículo de transporte de pasajeros.

Agentes del Departamento Antidrogas de Juliaca, que realizaban un operativo de rutina, los retuvieron porque no contaban con documento que demuestre su ingreso legal al Perú.

La Fiscalía de Perú y autoridades del Consulado de Bolivia en Puno interrogaron a los detenidos y redactaron un acta de registro de personal. Posteriormente, los deportaron a Bolivia después de "realizar diligencias para descartar cualquier participación en actos ilícitos", señala el informe de la Policía del vecino país.

Fuentes periodísticas de Perú, contactadas por EL DEBER, señalan que los dos hombres informaron que viajaban a La Paz, vía Desaguadero. Según su versión, pertenecen a un puesto de control y vigilancia en la frontera entre Perú y Bolivia. “Queríamos cortar camino porque esta vía es más cerca y tenemos un herido”, habrían revelado, sin dar mayores detalles.