Escucha esta nota aquí

Unos 19.994 bolivianos fueron robados de las oficinas administrativas del campus de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) durante el cierre de sus puertas por 17 semanas por un paro estudiantil, según denunció este miércoles el responsable de Tesorería de esa entidad académica, Roberto Torrico Sánchez.

"Ingresamos hoy al lugar (las oficinas) y nos sorprendimos con esta situación y ya hemos dado parte a la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) para que investigue lo sucedido", estableció.
?
De acuerdo con Torrico, el dinero era parte de recaudaciones efectuadas por trámites académicos efectuados el 16 de abril, que fue el último día de labores administrativas en el predio. Luego, a raíz de las protestas de los estudiantes - que rechazaban titularización de docentes sin examen - las puertas del centro estudiantil fueron cerradas.

Según ese funcionario, una revisión preliminar del lugar del hecho la mañana de este miércoles permitió establecer que los seguros de la puerta principal de acceso a los ambientes administrativos no fueron abiertos por la fuerza.

Lee más: Autoridades y estudiantes de San Simón, en acuerdo

El funcionario estableció que se presume que un empleado de la UMSS que tenía acceso autorizado a las oficinas administrativas fue el responsable del robo, pero estableció que se esperará que la FELCC realice una investigación para identificar al responsable de lo sucedido y establecer sí actuó sólo o con la ayuda de otras personas.

A su turno, el secretario ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL), Alejandro Mostajo, calificó el hecho como un "autorobo" y dijo que las autoridades y los funcionarios con acceso al predio que resguardaba el dinero sustraído deben ser los primeros investigados por el caso.

"No nos van a engañar, lo que ellos (los funcionarios denunciantes) están buscando es poner una cortina de humo", aseveró. El dirigente dijo que sus compañeros no deben ser investigados por el caso, puesto que finalizado su paro el pasado fin de semana se hizo una revisión de oficinas y aulas del campus central universitario con los empleados de la Dirección de Bienes e Inventarios de la UMSS y no se halló puertas o ventanas con cerraduras o seguros destruidos.