Escucha esta nota aquí

Luis Miguel logró un acuerdo con Alejandro Fernández, que lo denunció por la cancelación de una gira conjunta que habían acordado.

"Esto nos permitirá solventar las diferencias que tuvimos en el pasado con el Señor Luis Miguel Gallego Basteri y su empresa Lion Productions", informaron  los representantes de Fernández en un comunicado.

Los hechos se remontan a 2015, cuando 'El Sol' y 'El Potrillo' firmaron acuerdos preliminares para una gira conjunta que se celebraría entre abril y noviembre de 2016 y que nunca se llevó a cabo.

"Después de año y medio de grandes esfuerzos por parte mía y de mi equipo de trabajo por darle a nuestro público una gran gira, lamentablemente no pudimos llegar a ningún trato", señaló entonces el músico.

Como consecuencia, el abogado de Fernández, Rodrigo Lazo, presentó el pasado enero ante la fiscalía mexicana una demanda contra Luis Miguel para la "reparación del daño" y anunció que estaban dispuestos a llegar hasta "sus últimas consecuencias".

Según informes publicados en los medios mexicanos, el pacto cerrado implicaría el retiro de dicha demanda.