Escucha esta nota aquí

Luego de su captura dos de los integrantes de la pandilla Los batos locos, a quienes se les atribuye la muerte de un hombre en el camino a Porongo, en contacto con los medios de comunicación negaron haber cometido el crimen. Dijeron que el único delito es haber caminado de forma circunstancial por esa zona y tratar de auxiliar al hombre, al que hallaron en medio de matorrales.

Sin embargo, la Policía señala que tras pesquisas y de acuerdo con el testimonio de vecinos fueron plenamente identificados como los responsables de propinar una golpiza al calor de bebidas alcohólicas y otras drogas prohibidas.

Los detenidos serán presentados en el transcurso de hoy ante un juez cautelar para que se defina su situación jurídica.