Escucha esta nota aquí

El problema de los huecos en las calles pavimentadas es problema común también en las ciudades europeas. ¿La solución? Construir una moto bajo un nuevo concepto: agregar dos ruedas más y un buen sistema de amortiguadores. De hecho el secreto del Qooder, está relacionado a las cuatro ruedas de 14 pulgadas, pero no solo: las suspensiones aquí son hidráulicas, como las del Citroën DS para entender, es decir, un sistema patentado que se llama Sistema Inclinable Hidráulico HTS). El motor se encuentra posicionado en la parte central de la moto, de tal manera que la distribución del peso es ideal y, en caso de golpe, el scooter se queda estable. Otro particular interesante es que  gracias al diferencial trasero, permite la tracción en ambas ruedas traseras, lo que garantiza una mejor tracción en todo tipo de clima y condiciones de la carretera. En fin, el concepto principal consiste que cuando con una rueda 2 normal se enfrenta un bache, la carga se distribuye más o menos al 50% en cada rueda. Sin embargo con el Qooder con el mismo peso, la carga se distribuye en 4 puntos, luego la rueda pesará individualmente por 1/4 de la carga con ventajas obvias de mayor comodidad y menor impacto mientras se conservan todas las piezas mecánicas. Todo esto se traduce en una mayor sensación de seguridad al conducir en carreteras irregulares.