Escucha esta nota aquí

Mediante la respuesta oficial a una petición de informe escrito dirigida al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el senador Óscar Ortiz (Movimiento Demócrata Social) develó ayer que funcionarios de alto rango del Banco Unión perciben altos salarios (entre Bs 19.189 y 80.635), algo que, a criterio de Ortiz, no debería darse debido a que se trata de funcionarios públicos, porque el Gobierno del MAS mantiene a la entidad como Sociedad Anónima (privada) pese a que detenta más del 97,42% de sus acciones.

El senador remarcó que este modelo híbrido permitió que la ex gerenta general de la institución bancaria en la época del escándalo por el desfalco millonario de Juan Pari (septiembre de 2017), Marcia Villarroel, gane un salario mensual de Bs 80.635, cuatro veces más que el presidente del Estado, Evo Morales, y 40 veces el salario mínimo nacional.

Ortiz sostuvo que en la ley 331 del 27 de diciembre de 2012, en el artículo 3 se establece que el Banco Unión es una entidad pública y que va a ser financiada con los recursos del Tesoro General del Estado (TGE), por lo que no correspondería la figura de una S.A.

Para Ortiz los motivos para que este modelo híbrido continúe son que permite un pago muy elevado de los salarios, que se pueden realizar contratos sin fiscalización y no se brindan informes al Poder Legislativo.

Para tener un panorama más amplio se envió un cuestionario al Banco Unión, pero desde esa dependencia explicaron que las personas autorizadas para responder no se encontraban, pues estaban de viaje y que habría que esperar.