Escucha esta nota aquí

Los padres del médico Jhiery Fernández, sentenciado a 20 años por el delito de violación en el caso del bebé Alexander, esperan que hasta el miércoles de esta semana su hijo deje el penal de San Pedro de La Paz para quedar con detención domiciliaria.

“Si todas las cosas salen bien y si no hay inconvenientes con los trámites que se tienen que hacer, esperamos que hasta este miércoles podamos tener a nuestro hijo en la casa”, afirmó Félix Fernández, padre del médico que la semana pasada consiguió que la Sala Penal Tercera le permitiera dejar la cárcel, luego de estar preso por casi cuatro años, sin aparentemente ser culpable del delito por el que fue condenado, como lo confesó en un audio la presidenta del tribunal que lo sentenció en marzo de este año.

El padre del galeno, que conversó con nosotros desde Oruro, dijo que en los siguientes días volverá a La Paz para organizar, junto con su esposa y con los dos hermanos menores de Jhiery, el departamento que tiene en anticrético su hijo en la sede de Gobierno y que, según contó don Félix, nunca estuvo deshabitado pese al encarcelamiento del médico, ya que de forma periódica él y su esposa viajaban para limpiarlo y mantenerlo.

Semana de definiciones

Esta semana, el juez disciplinario donde fueron denunciados los jueces técnicos del Tribunal Décimo de Sentencia debe determinar si suspende a Roberto Mérida y a Gladys Guerrero, los juzgadores que aún están en funciones. Además, se espera que se defina el día y la hora de la resolución de apelación a la sentencia.