Escucha esta nota aquí

Para el canciller de Chile, Roberto Ampuero, su país está dispuesto a dialogar con Bolivia y escuchar sus necesidades pero aclara que eso no significa que esté obligado a resolverlas.

"Chile siempre ha estado dispuesto a escuchar las necesidades de Bolivia pero no podemos aceptar todas sus aspiraciones, demandas y planteamientos. Eso no significa que uno tenga que estar obligado a cumplir aquello", indicó en conferencia de prensa en La Haya, luego de la presentación de los alegatos chilenos en la demanda marítima interpuesta por Bolivia en 2013.

De esa forma, dejó entrever que si el fallo de la Corte Internacional de Justicia resulta favorable para Bolivia, Chile dialogaría pero no se vería obligado a dar acceso soberano al Pacífico. "Chile tiene disposición para escuchar las aspiraciones de sus vecinos, pero bajo lo que establece el Tratado de 1904", agregó.

Sobre los alegatos chilenos presentados este viernes en La Haya, Ampuero afirmó sirvieron para desarticular los planteamientos de Bolivia, a los cuales tildó de "artilugios" y de estar incompletos y fuera de contexto.

El agente Chile ante La Haya, Claudio Grossman, dijo que no hay "ningún compromiso histórico" ni obligación de negociar un acceso soberano al Pacífico y dijo que Chile está dispuesto a "seguir conversando" con Bolivia para mejorar el acceso actual.

"Aquí no está en juego el Tratado de 1904, el tratado no es un muro entre nuestros países, es un puente", finalizó.