Escucha esta nota aquí

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este jueves la muerte de dos rehenes de Al Qaida, un estadounidense y un italiano, asesinados por error en un operativo estadounidense en la frontera afgano-paquistaní, un hecho por el cual que el mandatario asumió "total responsabilidad".

"Quiero expresar nuestras condolencias a las familias de los dos rehenes, el estadounidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto, que murieron trágicamente en una operación antiterrorista estadounidense", dijo Obama.

"Como presidente y comandante en jefe, asumo la plena responsabilidad de todas las operaciones antiterroristas, incluyendo la que de manera inadvertida se llevó las vidas de Warren y Giovanni", dijo el mandatario a la prensa.

En ese operativo, llevado a cabo en enero contra una base de Al Qaida en la frontera entre Afganistán y Pakistán, también se produjo la muerte de Ahmed Faruq, un estadounidense dirigente de la red yihadista, informó la Casa Blanca.

"Identificaremos las lecciones que pueden aprenderse de esta tragedia y cualquier cambio que debiera hacerse. Haremos lo máximo posible para asegurarnos que esto no se repita", añadió.

Compensaciones

Obama añadió que comunicó personalmente al primer ministro italiano, Matteo Renzi, detalles de lo ocurrido.

Poco más tarde, un vocero de la Casa Blanca informó que el gobierno pagará compensaciones a las familias de los rehenes que murieron en el ataque.

"Se les dará una indemnización a ambas familias", dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, agregando que los últimos detalles aún deben ser acordados.