Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, afirmó que se tiene información sobre presuntos "narcovínculos" dentro de la familia del excomandante de la Policía Boliviana, Óscar Nina, que dirigió a la institución verde olivo entre 2010 y 2011. Dos de sus hijos y su esposa fueron detenidos ayer en Santa Cruz. 

"Hay serias sospechas (de vínculos con el narcotráfico), desde hace varios años, esto se ha ido dilatando porque normalmente se presenta la denuncia y en la justicia los procesos se estancan. Hay serias sospechas", detalló el titular en Palacio de Gobierno. 

Manifestó que como ministerio de Gobierno tienen algunas causas abiertas contra uniformados por delitos relacionados con narcotráfico, por lo que se considera adecuado que se comiencen a agilizar los mismos con detenciones. 

"Saludamos la detención que se ha realizado en las últimas horas porque creemos que no va haber complicidad de ninguna manera y creemos que no habrá ningún nivel de complicidad en la Policía. No son los únicos que están involucrados", precisó Moldiz. 

La Fiscalía de Distrito de Santa Cruz procedió ayer con la detención de la esposa y dos hijos del excomandante de la Policía, realizaron sus declaraciones informativas y ahora se encuentran a la espera de su audiencia de medidas cautelares.  

Se conoce que son siete las personas indagadas por legitimación de ganancias ilícitas, tres de ellas están aprehendidas y cuatro en libertad, entre las que se encuentra Óscar Nina, quién fuera jefe policial entre 2010 a 2011.