Escucha esta nota aquí

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció este miércoles que no se volverá a presentar para un nuevo mandato al frente de la administración departamental, aún si en el futuro pudiera ser habilitado a través de alguna reforma constitucional.

El gobernador hizo este anuncio en el discurso que dio por el 190 aniversario de la independencia de Bolivia, durante el acto previo a la realización del desfile cívico militar, que por primera vez se celebra en horas de la noche en el Cambódromo de la capital cruceña.

"Mientras tanto, mi compromiso comienza con el respeto a una Constitución que no voté y que aspiro a que un día cambie. Pero que hoy es la Constitución de todos los bolivianos y bolivianas; y por eso, no me presentaré a otro mandato como gobernador, aunque unas nuevas condiciones lo permitieran", dijo Costas.

Rubén Costas fue reelecto en marzo pasado para su segunda gestión como gobernador del departamento de Santa Cruz. Su mandato concluye en junio de 2020.

El gobernador aseguró que la restricción de mandatos permite "oxigenar" la burocracia y por ello "ni Santa Cruz necesita un nuevo mandato de Rubén, ni Bolivia necesita un nuevo mandato de Evo Morales".

Agregó que una nueva reelección es independiente "de lo bien o mal" que haya sido la administración departamental o nacional.

Defendió los estatutos

El gobernador cruceño además defendió el Estatuto Autonómico de Santa Cruz, que actualmente se encuentra en revisión en el Tribunal Constitucional, aunque reconoció que aún se debe avanzar en el proceso de consolidación de la autonomía.

"No les voy a engañar, es verdad que la Constitución actual restringe las posibilidades de nuestro Estatuto, pero también es verdad que el texto actual del Estatuto encierra un marco abierto de posibilidades para el día en que gocemos de una Constitución menos centralista", afirmó.

Un "acuerdo nacional"

Costas además se refirió a la propuesta para el pacto fiscal que encabeza su administración departamental, y aseguró que se debe conseguir a través de un acuerdo entre todas las instancias, municipios, departamentos y gobierno central.

"Bolivia necesita urgentemente un gran acuerdo nacional, como el que hemos propuesto desde Santa Cruz; un pacto fiscal solidario", afirmó.

El gobernador agregó que "es difícil" proponer un acuerdo de estas características "mientras tantos familiares siguen viviendo en el exilio, mientras hombres buenos, como Carmelo Lens, sufren acoso y persecución" pero que "Bolivia no puede esperar a que cicatricen nuestras heridas".